A mi esposa le gusta la zoofilia



esposa amante de la zoofiliaEsto es lo que le cuenta el marido a sus amigos más íntimos, a su mujer le gusta la zoofilia y tener sexo con perros en cualquier sitio y momento, y es que por lo que parece la mujer no está demasiado satisfecha de su vida sexual con su esposo que no la llena y da el placer que ella necesita, es un poco ninfómana y necesita follar todo el día, y el pobre marido claro, no aguanta tanto sexo, por eso le consiente que se ponga los cuernos y tenga un amante que la folle bien, pero no otro hombre claro, sino su fiel y querido perro.



Por eso la esposa cada vez que necesita que alguien se la meta se coge a su perro y se va al campo con el, es un sitio precioso con un riachulelo, ella ya va preparada con una faldita y unas bragas verdes que dejan entrever su lindo coño y el perro como ya se la ha cogido más de una vez cuando ella se sienta y lo llama acude rápido y mete su hocico entre sus piernas queriendo chuparle el coño, ella se aparta las bragas y el animal comienza a lamer su vagina con su lengua áspera haciendo que se retuerza de placer, luego ya pasarán a la acción, ella le chupará la polla y luego dejará que la folle por todos los agujeros que el perro quiera, y cuando ya están los dos felices y desahogados se irán para casa como si no hubiese pasado nada.