A mi mujer le apasiona chupar pollas y follar perros



A mi mujer le encanta comer pollas, tanto la de mi perro como la mía, es una tía muy ardiente que no quiere renunciar a degustar cuanto rabos se le pongan por delante, yo ya la he compartido varias veces con amigos y últimamente lo hago también con el perro, ella es la mujer de mi vida y no quiero perderla y además esto de ver a tu mujer rodeada de vergas animales es muy morboso, me gusta mas la idea que cuando la veo con la de mis amigos en la boca o metidas en su culo, y además cuando lo hace con el perro me deja participar.



Ella es así de puta desde que la conocí es una de las cosas que mas me gusta de ella, porque no me gustan las mujeres sosas, frígidas o que se asustan fácilmente por todo, a ella se le puede pedir todas las fantasías que tenga en mente que absolutamente todas las realiza, y por eso cuando me pidió incluir a mas personas en nuestras relaciones íntimas o introducir la zoofilia en nuestra relación de pareja me pareció bien por supuesto que sí.



Y es que es mi putita particular, ella me hace muy feliz cuando se transforma en una fulana para mi y para la mascota, aunque ella prefiere siempre que se la endiñe el perro, eso sí, después de comérle el rabanillo al animal, entonces se lía con el mío mientras que el perrazo el está rellenando el pepo, que delicia de hembra cuando se pone en plan salvaje a devorarnos a mi mascota y a mi como si fuerámos su última comida. Es un video muy cachondo de sexo con el animal y de paso con el marido también.