Bonita japonesa comiendo rabos perrunos



Japonesa sadica con perrosLa preciosa japonesa tiene un hambre voraz y lo único que le apetece son los rabos gordos de perro, es una sádica porque se los merienda a pares con lo joven que es, es capaz de achantar a estas fieras grandotas porque tiene un manejo con sus manitas y su bocaza que deja boquiabierto a todos los que se queda ahí admirándola, a ella no le importa tener mirones a su lado siempre y cuando la dejen hacer lo que le gusta en paz y no la molesten mientras pega bocados.



La asiática es una perlita buena se ve en la forma tan fanática que se come a estos animales, pero es que casi podemos decirlo en sentido literal  eh porque empieza dando bocados en sus traseras, pegado al lomo le hinca el diente pero bocados a pelo que seguramente se le llenara la boca de pelos de perros, es debido al ansia tan grande que le entra que la descontrola, una vez que le ha dado unos mordiscos ya se va directamente a la chistorra colgante que ella se ha encargado de sacar a la luz a fuerza de gayolas, y va pasando de una a otra con una facilidad como si se tomara una coca cola. Miren que habilidad tiene la japonesa comiendo salchichas caninas hasta dos al tiempo.