Cachando con mi perro



Estos días me los he pasado tirando con mi mascota, he estado tan cachonda durante una temporada que menos mal que he podido echar mano a cachar con mi chucho porque sino no sé como hubiera soportado esta calentura, imagino que me hubiera matado a pajas, pero gracias a que descubrí la zoofilia y todas las ventajas que me ofrecían, pude sentirme satisfecha y follar diariamente, y es que como mi perro siempre está en casa pues puedo echar un polvo cada vez que me apetezca.



Mi animal tiene una vigorosidad increíble y es capaz de soportar varios coitos en un mismo día, por lo que es lo mejor que me ha podido ocurrir, no creo que esté así por una larga temporada, supongo que en algún momento me cansaré un poco de tanto coger, pero de momento, mientras tengas tantas ganas de sexo animal, mi perro siempre estará ahí para dejarme muy satisfecha.