Cincuentona cogiendo con perro



Cincuentona abotonada a perroUna cincuentona que todavía tiene ganas de sexo se entrega al perro para que la folle, se enfunda su vestidito de cuero como si fuera una veinteañera pero esta señora ya ha pasado la barrera de los cincuenta y aun tiene su libido intacto, siempre ha sido muy apasionada por eso cuando su pareja no la sigue en esta faceta tan ardiente tiene que buscarse la vida con lo que tiene mas cercano que es su perrito adorado con el que lleva cuatro años y que sabe darle lo que le hace tanta falta un buen rabo que llevarse a su chocho.



Le pone más que la mire su esposo mientras lo hace aunque el se hace el loco disimulando y haciendo ver que está mirando la televisión pero en realidad mira por el rabillo del ojo para no perder detalle, su mujer de vez en cuando para en medio de su frenesí y le llama para que mire, él le hace un gesto con la mano de que lo deje en paz, pero ella insiste por intentar que él se anime y se fije en como lo hace el perro por si puede repetirlo con ella, lo que en realidad le gustaría es hacer un trío con los dos machos de su vida pero no cree que pueda convencer a su marido, mientras tanto lo que sí consigue esta cincuentona es tener una buena follada con su perro.