Cogida anal con potente caballo



Metiéndole duro a mi caballoDe entre todas las experiencias gays que he vivido seguramente las metidas que le hago a mi caballo son las mejores, que portentoso es este caballito porque además de tener un culito bien apetitoso posee una taladradora impresionante con la que me hace jirones el ojo del culo, pero me encanta, cuando lo traje a casa sabía que ese caballo tenía algo especial y desde entonces tenemos una simbiosis única que guardamos en secreto, y que espero poder ocultar por mucho tiempo porque seguro que mi esposa no me dejaría seguir con esta relación y yo no podría vivir sin follar con mi caballo..



Ni siquiera mi mujer se ha enterado, pero desde que tengo estas cogidas con mi semental he descubierto que gusta que me arrimen rabo y yo todo este tiempo perdiéndome algo tan rico, porque aunque está bien el coito con mi mujer pero con el caballo es mortal, además que gozo de las dos maneras, tanto cuando me abre el culo con su sacacorchos gigante como cuando le arremeto con mi pepino empinado, así que le tengo que dar las gracias a mi potranco por descubrirme las maravillas del sexo gay animal.