Cogida violenta de perro



En la siguiente cinta de sexo animal tenemos a un chucho que fornica con una intensidad única, pero no con los de su misma especie, a la bestia le encanta hacer zoofilia con todas las mujeres que se encuentra en su camino, y como guarras siempre hay bastantes, pues el bicho no tiene ningún problema en desahogarse cada vez que le duele el nabo de las ganas tan grandes de follar que le entran, aunque eso sí, siempre le gusta hacerlo muy violentamente.



El chucho se pone como una fiera cuando se trata de ir detrás de un chochito sabroso, no puede evitarlo, se enloquece como si le fuera la vida en ello y se transforma incluso a agresivo, después de enganchar el coño que le apetece, enseguida lo martillea con tanta fuerza que lo deja clavadito, que ricura de semental perruno dándole gusto a la hembra humana cachera.