Cogiendo con perro gigante



Gran danés cojiendo de pie a su amaTener sexo con perros pequeños de tamaño puede parecer un problema, pero con perrotes grandes también puede resultar dificultoso, porque para que se ajuste a la medida tienen que saber muy bien medirle el punto a la hora del engarce, ya que se pueden sentir frustrados tanto el pobre perro como el recibidor por eso con cada uno deben de adoptar la mejor postura que le vaya a su tamaño, y fuerza para empujar, sino no tendrán un final muy feliz que digamos.



En esta ocasión se trata de un gigantón que aun es muy joven y tiene un entusiasmo extraordinario, sus dueñas no saben muy bien com manejarlo para que el impuslivo perro pueda soltar toda su pasión engarzando en sus chuminos porque hace varios intentos y con el frénesi que lleva le cuesta apuntar y sobre todo mantenerla el tiempo suficiente, es tan grande que la dueña tiene que optar por ponerse de pie y es así como tiene más posibilidades de introducirla pero aun le cuesta dar con la diana y la va entrando y sacando por momentos hasta que finalmente la mujer encuentra un buen punto de apoyo que queda mas a su altura y se funden por fin el cacharrón del gran danés con el mejillón de su ama.