Comiéndole el pipón a la rubia



Chupa mas profundo perritoComo le gusta a la rubia viciosa que su gordo perrazo le coma toda la pipa del coño, y lo hace delante del novio y todo ella no se corta ni un pelo cuando le palpita la pepitilla, el perráncano parece una morsa apenas se puede mover de lo mastodonte que está pero para mover la lengua aun tiene destreza y se lo hace muy rico aunque como es tan perezoso el cabrón su dueña tiene que ayudarse con un cuenco de comida que se van untando para motivar al flojo del perro que cada vez le cuesta mas moverse.



Ella esta con las piernas abiertas como un libro en un sofá que es bastante bajito a buena altura para que el guarrete llegué bien pero no puede con su alma y la rubia tiene que ponerse en el suelo a su altura y el gañán totalmente estirado en el piso y sin levantar ni siquiera la cabeza le acerca la lengua al higo que le ha acercado su rubia peligrosa, el novio mira todo lo que está pasando un poco pasmado y le pregunta si suele hacerlo muy a menudo a lo que ella responde que antes lo hacía más e incluso llegaban al final pero que ahora el perro ya estaba viejo y gordo y le costaba hacerlo por lo que necesitaba ya una mascota mas joven para jubilar a este pues ya se lo ganó, el chaval no salía de su asombro con la explicación.