Con mi perro en un hotel para un rato de diversión



Mi perro me folla en hotelEste fue el día que me decidí a llevar a mi mascota a un hotel, tenía muchas ganas de probar a que me chupara el coño y me lo follara, pero en casa siempre había mucha gente por lo que era imposible tener un momento de intimidad con el animal, no creo que sea pedir demasiado tener un rato apasionado con un amante, da igual que sea canino, el caso es que necesitaba mi espacio para disfrutarlo y se me ocurrió la idea de reservar la habitación de un hotel y llevarme al perro.



Sabía que allí nadie nos podría interrumpir, así que dije que iba a pasear al perro y de camino visitaría a mi hermana y me quedaría toda la tarde con ella, todo por supuesto para tener un pretexto y poder gozar de un sexo oral y vaginal con mi mascota, y la cosa me salió bien porque todos picaron el anzuelo, mi marido y mi madre que vivía con nosotros se lo tragaron totalmente, y yo mientras tanto estaba en la habitación alquilada de un hotel haciendo zoofilia con mi perro y dejándome llevar hasta el éxtasis mas absoluto.