Dame duro perrito



Señora empotrada por un gran perroLe dijo a su marido que tenía una necesidad, la señora ansiaba ser follada muy duro por el perrote, y esparaba a que su marido se fuera porque dijo que se iba a cazar pero de repente el tiempo cambió y no paraba de llover por lo que el esposo cambió sus planes a la mujer esto le sentó como un tiro en el estómago porque pensaba tener un rico sexo con su Dogo Alemán, ella celebraba cada vez que su hombre se iba de caza porque ella aprovechaba para que el gran perro a fundiera unas cuantas veces al día.



Pero al cambiar el hombre de planes le fastidió esa cojida tan exquisita que esa fiera con el pollón tan grande que tiene solía hacerle, ella sabia como ponerlo a tono unas cuantas mamaditas o meneitos y ya lo tenía dispuesto para reventárselo, y como no quería renunciar a eso por el hecho de que el tío se hubiera quedado se decidió a contárselo y sorprendentemente a él no le pareció mal así que la vieja se soltó la melena y se puso a joder como una condená delante del marido, sin cortarse ni un pelo. Que manera de cojer tan extrema tiene este perraco a la señora con el chocho abierto.