Dos maduras mamando verga de perro



dos viejas chupando verga a un perroLas mujeres cuando más viejas se hacen más guarras se vuelven, no todas por supuesto pues las hay que no han sido nunca guarrillas ni nunca lo serán, pero las que desde jóvenes ya han sido ligeras de cascos y les ha gustado mucho follar, masturbarse, correrse y tener sexo con cualquiera suelen aún volverse más pervertidas con los años, y si además se juntan dos amigas que lo pasan bien juntas, hacen tríos, se masturban y demás pues ya es la ostia porque se vuelven muy peligrosas y aunque sean maduras sus coños siguen necesitados de polla y placer como cualquier otra.



Estas son dos mujeres maduras que no piensan renunciar a los placeres del sexo y cada vez que consiguen una verga para mamar conjuntamente la disfrutan y la chupan tanto que la desgastan con sus lenguas, esta vez será un perro el afortunado que recibirá unas buenas chupadas por parte de las dos viejas estas que se la meten en la boca una y otra vez y le hacen una mamada impresionante hasta dejar al animal con los huevos secos de tanto correrse, las dos en pelotas tocándose el coño y metiéndose el dedo la una a la otra tienen a un perro tumbado panza arriba, su polla está dura y empalmada como un palo y ambas la chupan con muchas ganas y pasión deseando recibir la corrida de semen caliente en sus bocas, menudas viejas calientes y perversas están hechas las dos zorras.