El perro le come todo el coño y luego se la folla



Cuantas veces me digo a mi mismo porqué estas mujeres tan guapas que podrían tener al hombre que quieras hacen zoofilia y tienen sexo con perros, caballos o cualquier otro animal, si yo mismo estaría dispuesto a follar con todas ellas, y es que cuando veo a estas chicas tan hermosas, con estos cuerpos, esas tetas y esos coños que me los comería sin dudarlo ni un momento siempre pienso que en suerte que tienen estos bichos como por ejemplo este perro que le come el coño y después se folla a esta rubia cañon con la que yo perdería el sentido, son ese tipo de mujeres con las que todo hombre sueña irse a la cama alguna vez y no suele ser frecuente tener esa suerte, o vas de putas y pagas o debes tener una buena polla, ser un semental y un superdotado en la cama para triunfar con una hembra así.



¿A quien no le gustaría pasar una noche de placer sin censura con esta jovencita?, yo pagaría lo que sea, pero la guarra prefiere tener sexo con un perro grande que tiene y muy bien dotado, un cipote de 18 centímetros, gordo y siempre duro, una lengua que le chupa el coño como nadie y ella se deja hacer de todo encantada, esta tarde ella se sentía sola y caliente y decidió que unos buenos orgasmos le curarían todos los males, así que cogió al animal, se desnudo y tumbó en el suelo con las piernas abiertas y su concha mojada para que el can huela y empiece a chupar mientras ella se derrite con cada lenguetazo, tiene sexo con el el varios sitios, primero dentro de casa, luego en el jardín y más tarde vuelve a entrar para follar en el sofá, le encanta que el perro le chupe el coño, se le moja y cuanto más mojado más chupa el animal, pero también le fascina hacerle mamadas a esa verga gordota y después la coge y se empieza a penetrar su concha depilada y se viene varias veces, pero aquí no acaba todo porque después cuando se ha cansado de este perro se lo monta con otro la muy marrana, y es que su vicio no tiene límite y si pudiese se pasaría por la piedra a toda la perrera, y con lo que me gustaría cogerla a mi.