Escapada íntima con mi mascota



Mi perro lame ricoA continuación el instante en que mi perro me dio duro en un lugar apartado. Cuando a veces vemos videos de sexo con animales en los que aparecen mujeres jóvenes y seductoras entregadas a sus amantes bestias, parece que esta actividad sea exclusiva para las chicas de edades entre los veinte y los cuarenta, pero en realidad el bestialismo puede practicarse a cualquier edad, y sino que me lo digan a mi, que mi mejor momento vivido ha sido cuando me fui a pasar el día a solas con mi perro a unos parajes maravillosos y alejados y encontré el mejor sexo que existe, y eso que ya he cumplido los cincuenta y uno, pero me estremecí de la misma forma que cualquier veinteañera.



Por eso no hay que pensar que cuando pasamos la barrera de los cincuenta estamos oxidadas, todo lo contrario, mi veteranía me proporciona unos conocimientos y destreza que otras chicas jóvenes tal vez no tengan, por eso cuando me vi sola en esas montañas, sin nadie de testigo y con mi mascota, me dejé llevar por la situación y tuvimos un momento íntimo sublime, en el que mi animal saboreó mi concha como nunca antes lo habían hecho y luego me montó con el mismo deseo que podía hacerlo a una mujer joven, me sentí deseada y grité de felicidad cuando mi perrito me abotonó el coño.