Follando con un caballo hasta venirme



Que cosa mas rica resulta ser follada por un gran caballo y terminarme con squirting, no sabía que me coño podría albergar algo tan grande hasta que no me dispuse a tener sexo con un animal equino, además incluso me apeteció probar con mi boca su verga, estaba ahí colgando tan apetecible que no resistí la tentación de paladear algo tan bueno, es la mejor mamada que me ha salido jamás, y tengo que decir que la mejor garganta profunda se la he hecho a un caballo.



Pero es lógico, porque poseyendo unos órganos tan portentosos, lo normal es que las mujeres nos volvamos locas por probarlos, es por eso que cuando estuve a su altura, no podía pensar en otra cosa que comenzar a tener una relación de zoofilia con el semental, nunca habría pensado que me podría convertir en una mujer zoofílica, pero así ha sucedido y hoy por hoy no puedo verme con otra cosa en la boca que no sea la fastuosa polla de un caballo, como tampoco imagino nada en mi coño que no sea la tranca gigantesca de un semental pollón.