Forzando a mi perro manchas a cogerme



Mujer violando perroUna mujer que desea a toda costa tener sexo con su mascota, obliga al animal a follarla. Es un perro Dálmata muy bonito, pero a su dueña lo que mas le interesa de él es el pedazo de rabo que tiene en la zona baja, osea una polla espectacular que cuando está en su pleno apogeo para cogerla por el chocho la hace la mujer mas afortunada del mundo, por eso incluso cuando el perro no está por la labor de tener sexo con ella, la ama de casa lo fuerza hasta que consigue su objetivo.



Hay veces que es el animal el que la busca a ella, que siempre está dispuesta a gozar con su perro, pero otras veces el Dálmata no quiere nada con ella, si el can está dormido o descansando no quiere que lo moleste, pero esta mujer es muy cabezota y como se empeñe en llevarse al perro en la cama y retozar con él bajo las sábanas no admite un no por respuesta, su marido lo sabe y ya la tiene que dejar por imposible, aunque ha tratado de convencerla cuando le ha dicho que el perro no tenía ganas, ella se pone como loca y no quiere ni oír hablar del tema.



Aquí la verán en una de esas ocasiones en que la mujer está forzando a su perro manchas, que así se llama la mascota, para que le hunda el pijón hasta que note el nudo dentro, le gusta abotonarse con su perro, lo que más, y le agrada que su marido mire mientras tanto, el hombre para que no enfurezca tiene que hacer todo lo que le dice, incluso ayudar a que el animal empuje contra su concha, es increíble la obsesión que tiene esta ama de casa por follar con su perro.