Gimiendo y gozando con el poni



Madura emocionada con la verga animalEsta mujer se dedica un sexo completo con el poni disfrutando y gimiendo sin parar, todo el momento amoroso le produce un placer extremo con el que no puede reprimir sus gemidos en voz alta, la discreción no está en el diccionario de esta madurita que lo único que quiere es dar rienda suelta a sus instintos mas primitivos y para ello nada como cojer como los animales y además con animales en medio de la naturaleza, como en esta ocasión en que ella está retozando a gusto con un robusto poni.



No es de los caballos mas grandes pero en cuanto a verga no tiene nada que envidiarle a sus hermanos mayores, este pedazo de tronco es capaz de atravesar a la mujer de punta a punta y entrarle embutida por completo, le toca todas las paredes del interior de la vagina y cada punto placentero de su cuerpo, al ser tan gruesa y con tanta longitud le llega a todos lados por lo que el disfrute está asegurado, y ella la sabe aprovechar en todo su esplendor.



Primero una buena tocada para palparla bien y reconocerla en su totalidad, luego un poco de comida para degustarla y el paso siguiente, una entrada en el arco triunfal como hay pocas, la penetrada que le implanta el poni a la mujer es fantástica, ella no puede creer tanta suerte de ser la poseedora de esa pieza de carne robusta y jugosa entrándole por toda su torta, mientras le entra ella lanza unos gemidos que retumban en todo el campo con unos suspiros sentidos justo antes de llegar al orgasmo donde hasta ella eyacula junto con el caballito, para terminar vuelve a otra comilona de rabo para quedarse con buen sabor de boca.