Gozando de la zoofilia con mi sobrino y su boxer



Acosada por sobrino y perroMe entusiasma disfrutar de la zoofilia cuando viene mi sobrino con su perro, nunca lo había hecho antes, ni siquiera había tenido ningún acercamiento de tipo sexual con mi sobrino pero desde aquel día que me abrio los ojos al sexo con animales le estoy tremendamente agradecida y por eso cuando me trae a su experimentado boxer para que me de gustito yo le hago a mi sobrino una mamadita para que se quede contento, de alguna forma le tengo que pagar todo lo que ha hecho por mi, me ha resucitado de la muerte sexual que tenía.



En el momento que entra por las puestas nos vamos directos al granaero, allí he habilitado una cama para que estemos todos más cómodos, por supuesto mi joven sobrino lo primero que hace es desnudarse y meterme el chupete en la boca y claro yo de lo que tengo ganas es de que el boxer me abra el coño en canal pero primero no me queda otra que darle unas cuantas lametadas y hacerle una gayolita, luego el nota mi apetencia por su mascota y me deja un poco auque luego tengo que hacer una buena tragadera con él, entonces le ofrezco mi felpudo al perro que le entra una gula incontrolable y me lo come todo y luego a martillearlo con su porra poderosa, me colma por completo, he rejuvenecido diez años al menos desde que practico la zoofilia con mi sobrino y su perrazo.