Guarra chingando con la pinga más grande



Zorra quiere polla grandeCuando una persona ya ha tenido muchas sensasiones fuertes sexualmente hablando, no es fácil complacer de cualquier forma por eso esta zorra necesita la verga más grande de perro para chingar, sino es que es imposible porque tiene el coño tan abierto que cuando lo hace con perrillos muy pequeños las pinguillas le bailan dentro, es que ni nota que le han entrado, pero con éste tan fenomenal que se ha buscado la cosa cambia porque la tiene como una barra de acero.



Está como las verdaderas locas con esta que ha encontrado, y todo fue por pura casualidad le pidieron un favor unos amigos que se iban de vacaciones, que si le podía cuidar a su mascota mientras ellos estaban fuera unos días, al principio no le hizo mucha gracia la idea, incluso puso un par de excusas pero tanto insistieron que al final accedió, y es que ella pensó que sería uno de esos cursis y chiquininos perrillos de agua cursis, pero tuvo que mostrarse conforme con sus amigos, y cuando llegarón con aquel ejemplar tan extraordinario, casi se le caen las bragas al suelo, tuvo que disimular para que los colegas no se dieran cuenta que estaba babeando de deseos, ni que decir que en cuanto salieron por la puerta lo primero que hizo fue quitárselo todo y zambullirce en aquel carajo tan apoteósico.