La abuela se pone cachonda y se folla al perro



Esta abuelita es un caso aparte, la vieja después de ver unas cuantas películas porno se ha puesto caliente y se ha cogido a la mascota, como lleva viuda ya varios años ha tenido que echar mano del perro que por cierto le ha servido de mucho, la abuela ha descubierto la zoofilia por fin y así su coño nunca volverá a pasar hambre, eso está asegurado, además con el perro ha llegado a hacer cosas que antes no hacía con su difunto marido, porque el animal se ha llegado a coger a la vieja hasta por el culo.



No es que esta mujer tuviera mucha experiencia en diferentes prácticas sexuales, tanto su esposo como ella eran muy convencionales y no pasaban del misionero, aunque ella mas bien se adaptó a su pareja de tantos años, porque en cuanto se ha quedado sola y ha hecho sexo animal con el perro, le ha encantado las prácticas nuevas que ha hecho con el animalito, como le gusta a la abuela gorda y calentorra tener al perro encima follándola a todas horas.