La criada se pone cachonda con el perro



Mucama caliente y perroCuando esta mujer se quedó en la casa de los señores a solas con el perro de la familia y el chofer, la doncella no pudo reprimir sus ganas de hacer zoofilia con el animal, la calentura que le entró a la trabajadora mientras admiraba la porra de la bestia fue inaudita, de esas que descontrolan a las mujeres y las vuelven una putas sin freno, el chofer estaba alucinando mientras la observaba porque nunca la había visto comportándose de esa manera tan putón, y es que la mujer estaba a mil y necesitaba con urgencia una buena sacudida de coño.



La mascota era un boxer, y aunque a muchas les hubiera echado para atrás puesto que es una de las clasificadas razas peligrosas, ella siguió con su obsesión, y es que el verdadero peligro lo corría el perro con ella porque le iba a dejar el nabo para el arrastre con la machacada que le iba a meter, lo primero que hizo fue levantarse la falda del uniforme y sacarse las tetas por el escote, le puso su chumino al perro para que lo profanara y el animal enseguida captó el mensaje, menuda sacudida le metió en la almeja y luego ella como una desesperada bapuleo al animal hasta que consiguió hacerse con el banano que le chupó hasta casi aspirarlo por completo.