La gorda quiere folleteo canino



La gorda quiere verga de perroTodos pensando que le pasaba a la gorda y resulta que lo único que quería era que la follara un perro, así de simple estaba necesitada de que le rellenaran el pavo y por eso cuando se lo inflaron se escuchaba como una especie de lamentos por todo el bloque de viviendas, sus vecinas asustadas fueron a ver que estaba pasando en esa casa, no le gustaban para nada esos gritos y como no contestaba a sus llamadas decidieron echar la puerta abajo, despues de hacerlo pensaron que en que mala hora porque se quedaron cortados pero algo debían hacer ante tal escándalo.



Alli estaba la gorda madura vestida toda de cuero negro con una abertura en su entrepierna y el perro metiéndosela hasta tan adentro que a la gorda le entró hasta hipo, ella veía delante de sí a todas las vecinas de la planta superior y a las de la inferior y aunque negra de irritación siguió a lo suyo diciendo con voz entrecortada que se largaran de allí, las otras quedaron paralizadas de la impresión y murmuraban entre ellas que no la creían tan degenerada pero no se iban ni con aceite caliente las muy cotillas no querían perderse detalle, cuando terminó el abotonamiento al can aun le colgaba el pedazo de chorizo de Cantimpalo que la gordita no tardo en devorar ante las miradas de las curiosas que en el fondo la envidiaban.