Le regale un perro a mi novia para que disfrute



pareja cojiendo con perroYa se que muchos cuando lean esto pensarán que estoy loco o que esto no es para nada normal, pero me da igual, yo se lo que hago y no me arrepiento de ello pues para mi la pareja a la que quiero es lo más importante y con tal de que esté satisfecha y no me deje o me engañe con otro hago lo que sea, esto no lo haría cualquiera, lo sé, y yo mismo comprendo que no es muy normal pero si así me aseguro que la chica que quiero esté a mi lado lo hago y al final me he acostumbrado a ello, es más, me pongo de lo más cachondo con lo que veo, es algo que no se puede explicar, y que conste que yo jamás habría dicho que probaría esto de la zoofilia pues hasta ahora lo había visto algo prohibido, y ahora aunque no lo practico de pleno lo acepto y me pone a mil.



Tengo la suerte o desgracia según como se mire de tener una novia que es muy viciosa, mucho más de lo que yo puedo cubrir y eso que yo no soy de los que se corren en 2 minutos, pero no puedo con ella, siempre quiere más y sinceramente yo no doy más de mi, ella siempre quiere seguir follando, a la hora de echar un polvo quiere más y yo no puedo, un día me dijo con total confianza que se quedaba a media y que muchas veces tenía que masturbarse pues le faltaba más caña, entonces me dijo que porque no comprábamos un perro pues siempre había tenido esa ilusión y al menos no tendría que buscar a nadie fuera de casa, yo primero la taché de loca y dije que no por supuesto pero ella me dijo que sería mejor y que a mi incluso me excitaria, ella le pidió el perro a una amiga una tarde para hacerlo delante mia y demostrarme que podemos disfrutar los dos con esa experiencia, ese día yo no me lo podía creer, mi novia se desnudo y puso abierta de piernas para que el perro le chupase el coño mientras yo miraba, sentí una especie de alucinación y excitación y debo reconocer que me puse caliente como nunca, luego ella cogio la polla del perro ese tan grande y la comenzó a chupar para luego metérsela en el coño mientras yo miraba y me pajeaba, fue increíble y ese mismo día decidí comprar un perro para que la monte cada vez que tenga ganas, al menos se que si se queda a medias no tendrá que buscar a otro hombre y yo me pongo super excitado viendo como ella tiene orgasmos con el perro, algunas veces yo me uno a la festa aunque yo con el animal no hago nada, pero si que alguna vez que ella es follada por el perro me la chupa o masturba y la verdad que es super morboso.