Madura pelirroja folla con un caballo



pelirroja follando con un caballoYa dicen que las mujeres maduras son las mejores para follar si quieres que te lo hagan bien y aprender de alguien con mucha experiencia, y es que una mujer madura si ha pasado gran parte de su vida teniendo sexo sin parar se habrá vuelto toda una maestra y como te pille con ganas de juerga te puede destrozar, además algunas maduritas están para mojar pan, los años parece que no pasan para ellas y siguen teniendo un cuerpazo tremendo, las tetas en su sitio, el culo duro, una boca perfecta y lengua juguetona para chuparte el rabo y sobre todo son de lo más viciosas, ya no se asustan de nada y si las pillas cachondas tendrás trabajo para satisfacerla bien y si además es tan liberal que incluso le gusta la zoofilia con caballos porque siempre busca la polla más grande entonces la tienes clara porque por más gorda que la tengas nunca le parecerá suficiente tu tamaño.



Y si no que se lo digan a este caballo que tuvo la suerte de ser el elegido por esa madura pelirroja que está muy buena, tiene un cuerpo que muchas chicas con 20 años menos ya lo querrían para ellas, es una viciosa y guarrilla como ninguna y hoy se ha levantado con el coño que le picaba y primero se ha hecho un dedito pero eso no le ha bastado, así que ha salido en busca de su semental favorito, luce su mejor vestido, una lencería muy sexy con medias y liguero  y unas bragas negras que quitan el sentido, allí que llega ella y el semental está de pie con su polla pequeña todavía pero pronto le crecerá, ya se ocupará ella de empalmarlo bien, se pone de cuclillas y se la coge con la mano para hacerle una paja, mientras la menea ella también se toca el coño, se aparta las bragas y se mete el dedo en su concha peluda hermosa, ya cuando está como una moto de ardiente la pilla y se la lleva a la boca, el pene del animal ha crecido mucho y casi no le entra pero ella lame con su lengua y recorre todo el falo tremendo hasta ponerla dura como una piedra, entonces ha llegado el momento que quería, se pone en una buena postura que le permita cojer con el caballo y empieza a meterse esa manguera en la vagina profundamente, la mujer madura pelirroja goza y chilla en cada orgasmo mientras el caballo se corre y la deja toda llena de leche, fascinante.