Me gozo a mi negro y a mi perro



Negro y perro con rubiaCuando tengo ganas de fiesta de la buena tengo a los mejores amantes que se pueda tener, un negrazo de polla grande y dura y un perro que tiene una lengua prodigiosa, los dos juntos es una verdadera locura, no me extraña que sea la envidia de cualquier mujer, y es que esta fortuna que tengo ya quisieran muchas tenerla, y además son incansables, están dispuestos a cualquier hora del día o de la noche, y todas las veces seguidas que mi coño quiera, si tuviera que escoger a uno, creo que no podría porque los dos son para mi totalmente imprescindibles.



Con ellos tengo una relación ideal, con el perro hago zoofilia y con el negro un sexo brutal, algunas veces lo hacemos en un trío y otras veces con uno o con otro por separado, de la forma que sea todo es muy rico, y ellos al parecer conmigo tienen mas que suficiente también, mi perro no persigue a ninguna perra porque para eso me tiene a mí, y mi negro no mira a ninguna otra hembra tampoco, sabe que yo tengo un coño y un culo lo suficientemente ardientes para los dos, así que me dejo que me bombardeen con sus palotes firmes y robustos hasta que me harto de lefa de negro y perro todas las veces que me de la gana.