Me gustaría practicar la zoofilia con un perro



follada por un perro por primera vezSoy una chica cualquiera como cualquier otra, tengo mis amigas, salgo de fiesta, no tengo pareja estable porque me gusta mucho el sexo y no me gusta el compromiso y eso me lleva a cambiar a menudo de chico con el que disfrutar de todos los placeres sexuales que me apetecen, tengo mi trabajo, y en mi casa y entre mis amistades me consideran una persona normal, pero si supiesen lo que estos últimos meses tengo en mente seguramente se asombrarían y asustarían porque desde hace tiempo una idea me corre, quiero probar la zoofilia, si, el sexo con animales, y concretamente quiero probarlo con un perro.



No creo que os asustéis los que leéis esto pues esta es una página de vídeos de zoofilia con lo que supongo que todos los que estáis aquí, o bien lo habéis probado alguna vez, o como a mi os gustaría hacerlo, como mínimo seguro que os excitan estas cosas, sino no estarías aquí leyendo este relato y viendo los vídeos de sexo con animales igual que yo.



Pues tal  como os digo hace tiempo que tengo esta idea en la cabeza y cada vez que veo más vídeos de mujeres follando con perros, más ganas me entran, quiero hacerlo pero no encuentro el momento ni el lugar adecuado, algo dentro de mi me dice que lo quiero probar, quiero saber que se siente cuando un perro te penetra como en estos vídeos veo, quiero saber que sabor tiene la polla de un perro, pero no acabo de lanzarme, supongo que el principal problema es que no tengo perro y claro esto ya me limita bastante, no sé como hacerlo, pero lo que tengo claro es que lo haré, probaré la zoofilia ,cuando no lo sé, pero necesito ser follada por un perro, ponerme a cuatro patas y que un animal grandote con una buena polla se suba por detrás mía, me abrace con sus patas y me la clave en el coño profundamente.

Quizás no me gustará y no será lo que espero, pero yo creo que si me gustará porque no paro de masturbarme viendo estos vídeos de zoofilia que tenéis en la web y mi coño se moja y pone caliente una barbaridad, me meto los dedos en el chocho pensando en la verga de esos perros sementales que veo aquí y cada vez tengo más ganas, así que pronto lo haré, y cuando lo haga prometo volver a escribir y contaros como ha ido todo.