Me tiro a mi perro a escondidas



Me escondo para joder con mi perroSoy una chica muy fogosa y no puede evitar ponerme muy caliente cuando veo a mi chucho, por eso me escondo con mi perro para follármelo, tengo un escóndite secreto que todavía nadie ha descubierto, es una casetilla de madera que está al final de la gran parcela que poseemos mi familia y yo en la casa de campo, son mas de cinco mil metros de terreno y la casetilla está al final del todo por eso cuando me encierro allí con mi perrito nadie me ve ni me oye así podemos tener toda la intimidad que nos hace falta.



Normalmente cuando me entran estos deseos que no puedo dominar estoy en el jardín tomando el sol y entre que llevo un bikini minúsculo el sol dándome en el chocho y calentándomelo y ver a mi perro con semejante bultaco colgando, se me junta una cosa con otra y ya necesito ir a la caseta a desfogarme, siempre le digo a mi madre que voy a dar un paseo con Chuky que así se llama mi mascota, un precioso bulldog fortachón y vigoroso que me tiene loca, yo no sé si mi madre sospecha algo pero nunca me dijo nada ni me molestó, pues bien me voy con él a la caseta y allí comenzamos con los juegos amatorios preliminares, hasta que ya estoy bien encendidita y me perfora toda la chocha hasta decir basta, que es hasta que los dos nos corremos como energúmenos. Nunca he tenido tan buenos orgasmos como con mi perro Chuky.