Metiendo mano a la perra



Comiéndole el coño a mi perraTengo una amiga especial en casa que me ofrece todo lo que necesito, mi perra golosa me deja su coño para que le encaje mi verga, ella sabe como hacerme muy feliz y no se queja nunca por nada siempre me mira con su carita suplicante porque a ella también le apetece muchas veces y cuando noto que quiere candelilla le otorgo el deseo sin pensármelo dos veces, para eso ella siempre cumple conmigo y gozo de su mejillón cada vez que me sale de los cojones, ella duerme hasta conmigo porque es la pareja ideal, no hay que aguantar cabreos de mujeres celosas ni que te bronqueen por dejarte la tapa del wáter levantada, y encima siempre está dispuesta ha mantener relaciones así que todo son ventajas con mi nueva novia peluda.



Total si el fin de la cuestión es tener un hueco donde insertar tu pistolón, que mas da si es de mujer o de perra si se llega igual al orgasmo y sin tener adquirir ningún compromiso, te libras de las comidas familiares y de los interrogatorios cuando sales con tus amigos, es genial yo desde que tengo este estilo de vida no echo en falta nada se lo he comentado a mis colegas y algunos no lo entienden demasiado pero otros están pensando en imitarme y seguro que cuando lo hagan no querrán cambiar de vida ya los veo a todos con mascotas nuevas, yo desde luego no pienso dejar nunca a mi Daisy porque mi perra me da el placer mas rico del mundo cada vez que me la beneficio y encima es buena y cariñosa, no se puede pedir más.