Mi coño lleno de piercings y mi perro chupando



el perro me lame la conchaSoy una gran amante de los piercing pero no puestos en cualquier sitio, no me gusta ponerlos en lugares visibles como las orejas, nariz, labios y demás sitios donde se ven sino que a mi me encanta ponérmelos en el coño y tengo ya unos cuantos, ya sé que mucha gente pensará que ahí deben doler mucho o son un problema para tener relaciones sexuales pero en mi caso es al contrario, me dan mucho placer cuando me tocan y me chupan y penetran mi concha llena de pendientes de estos.



Una de las cosas que más me fascina es que mi perro me chupe el chocho y con su lengua los mueva arriba y abajo, me estremezco y me corro muchas veces con sus lamidas , yo me pongo de todas las formas posibles para que el pueda lamer con su lengua caliente y yo sentir esa tremenda sensación de excitación, cuando se pone debajo mio y me chupa la raja de arriba a abajo es lo mejor que creo que pueda sentir una mujer, apenas me queda ya más sitio para ponerme más piercings pero tengo pensado ponerme todavía alguno más, cada agujerito que me hago nuevo me provoca más orgasmos cuando me chupan la concha y mi perro sabe muy bien como tiene que hacerlo.