Mucama flaquita se vuelve loca con el perro negro



Doberman engancha a la mucamaCriada canija enloquece con el dóberman de sus jefes, desde que comenzó a trabajar en esta casa como asistenta le echó el ojo al perrazo negro de la familia, es un perro muy potente que muy a menudo se empalma y la mucamita bebe los vientos por ese leño tan grande, está desesperada por tener un momento de zoofilia con el perro pero no encuentra la ocasión porque siempre hay alguien en la casa y está indignada.



Pero pronto sus males tienen remedio porque la familia para la que trabaja prepara una salida todos juntos y al fin se quedará sola con su amante platónico, en cuanto el último miembro de la familia sale por la puerta a la doncella le falta tiempo para quedarse en pelota picá y buscar al perro desesperadamente, lo encuentra en la terraza del jardín trasero entonces comienza su carnaval de sexo animal.



El perro negro no sabe lo que se le viene encima con la sirvienta cachonda, que aunque está delgada tiene en el sexo la canijilla aguanta bastante es muy viciosa del folleteo mas guarro así que el perro tiene faena con ella, pero desde luego estaban hechos el uno para el otro porque si la criada tenia muchas ganas de coger con el perro el animal tampoco se queda atras y en cuanto se le pone delante acopla su rabo al culo de la muchacha quedando los dos perfectamente pegados, que delicia de corridas tuvieron dóberman y criada durante todo el día.