Mujer montando a perro en gran cogida



Se monta a su perro para follarloLa guarrilla no dudo ni un segundo en ponerse encima del perro y tirárselo allí mismo, la follada fue impresionante y ella es la que tenía la voz de mando, estaba haciendo las tareas del hogar cuando vio al perraco placidamente dormido en el camastro que le tenían habilitado para él porque era un perro muy grande y no le podían poner una simple cesta de mimbre, el tener ese sitio facilitó que la señora pudiera tener una cómoda cogida con su Dogo ya que tenía espacio para moverse y adoptar la posición que le pareciera mas confortable y holgada para manejarse.



El perro no movía ni un músculo, no le hacía falta en realidad, le había pillado dormido y no estaba muy activo que digamos aun estaba soñoliento ya que cuando se sentó encima la calenturienta ni siquiera había abierto los ojos el pobre animal, pero ella que lo había estado observando desde la otra parte de la habitación, bueno mas bien observando una zona muy concreta, todos me entienden, le daba igual ocho que ochenta, si estaba dormido que espabilara, se montó encima del perro y le metio tal follada que lo dejó croqui, solo le hizo falta un poquito de movimiento para animar al órgano y para adentro sin problema.