Nuestra amiga viene a follar con el perro



mi amiga tiene sexo con un perroMi esposa y yo tenemos una amiga que viene a casa a follar con nuestro perro, si, tal y como os lo digo, es una chica soltera muy guapa y ardiente pero más puta que las gallinas, es amiga de mi mujer desde que eran pequeñas y siempre había sido la guarra y salida del grupo, se follaba a todos los chicos y hombres que podía, probó el sexo con otras mujeres e incluso una vez le dijo a mi esposa si quería probarlo con ella aunque se negó, pero vamos más guarra que la paca y desde hace un tiempo viene de vez en cuando a visitarnos para tener sexo con el perro y nosotros miramos y la grabamos en vídeo pues así ella nos lo pide.



Todo vino un día que estando en nuestra casa como ella es muy liberal y tenemos mucha confianza nos dijo que hacía un tiempo había probado la zoofilia con un perro abandonado que merodeaba por la puerta de su vivienda, ella le dio de comer ese día y lo hizo entrar dentro a pasar la noche, ese día aprovechó y como estaba muy caliente se lo hizo con el y ahí comenzó su afición, nosotros escuchábamos sorprendido y como tenemos también un perro negro muy grande de repente nos dijo muy seria y convencida “el vuestro sería ideal para tener sexo”, nos miramos sorprendidos pero cuando nos dijo si nos importaría que viniese un día a follar con el y si nosotros queríamos mirar y grabarla podíamos hacerlo, le dijimos que no, que eso lo haga en su casa si quiere, pero en la nuestra y con nuestro perro ni hablar, pero esa noche con mi esposa lo hablamos y pensamos que porqué no, que podía ser una buena experiencia y total nosotros solo íbamos a mirar, así que la llamamos y le dijimos que si, que aceptábamos y ella nos contestó que no nos íbamos a arrepentir, que nos gustaría el espectáculo, y quien sabe si también querríamos probar.



Al día siguiente se presentó en casa con una bolsa de deporte donde traía unas botas de cuero y vestidos diversos, nos dijo que nos pusiésemos cómodos, que se cambiaba y comenzábamos, se desnudó y puso esas botas y con el coño al aire se tumbó en la cama y llamó al perro mientras nosotros mirábamos y con la cámara de vídeo grabábamos la escena, ella empezó a tocarle la polla y a chupar mientras se tocaba ella también el coño masturbándose, de repente se puso en pompa y nuestro perro se subió por detrás, ella le cogió la polla y se la apuntó al coño para que solo tuviese que empujar y así se la clavó hasta los huevos, con mi esposa no podíamos creer lo que estábamos viendo pero nos pusimos muy calientes, esa noche follamos como unos locos pensando en nuestra amiga con el perro y debo decir que más de una vez he pensado que podríamos nosotros también hacerlo aunque no me he atrevido a decirle nada a mi mujer, seguro que ella piensa lo mismo pero por ahora no hemos hablado de ello, nuestra amiga viene a menudo a visitarnos para tener sexo con el perro y cuando lleva días sin venir somos nosotros quien la llamamos preguntándole cuando vendrá porque nos excita muchísimo ver eso en directo.