Ordeñando la lefa de mi perro



Ordeño y saco semen a perroLe ordeño el rabo a mi perro y le saco toda la leche, es una sensasión que me encanta y si por eso piensan que soy gay pues que lo piensen, porque como yo lo disfruto pues la verdad es que me da igual, por mucho que mis amigos se metan conmigo yo seguire practicando esta zoofilia manual porque me chifla, es una experiencia que le aconsejo a todo el mundo porque es un placer indescriptible el aliviar así a mi husky y la verdad el menearle así el colgajo me pone muy exaltado pero en plan bueno.



Antes se lo hacía directamente con las manos pero desde que descubrí en una página de sexo de internet un artilugio que servía para ordeñar las pollas caninas lo tuve claro, esa era una herramienta maravillosa y que incluso he probado en mi mismo, si no me avergüenza decir que mi perrito y yo compartimos el estimulador u ordeñador, como lo quieran llamar, para en definitiva hacernos unos pajotes del quince, menudos chorreones de lefa expulsa el desgraciao, aunque mas bien soy yo el que siempre se lo hago a él y a mi mismo.



Lo que si he logrado como agradecimiento es que mi fiel amigo me chupe la banana, cosa que no sabe como se la agradezco, pero de todas formas seguiré ordeándolo siempre para que el pobre no pase esos momentos de calentones tan malos cuando las perras se pasean en celo por delante de la puerta de casa, es que mi pobre perro se folla hasta los cojines, pero también he de admitir que me provoca ver la enorme salchicha de mi perro tan encarnada e hinchada, con esas venas que parecen que están a punto de reventar, pero para que sepan de lo que hablo a continuación tienen el video del momento pajeo con aparato a mi mascota, es una delicia.