Perro metiéndole duro a la rubia



El perrito vicioso va en busca del coño de la rubia y se lo pone al rojo vivo, le mete duro en el jardín de su casa, es una zona abierta sin vallar y eso es lo que la ha perdido porque por ahí ha encontrao el bicho el hueco para colarse y cogersela enterita, no es que ella peleara para quitárselo de encima tampoco pero vamos que no lo buscó menos mal que le gustó sino hubiera sido un drama, la suerte es que ha dado con una tía mucho mas viciosa que él a la que le gusta este tipo de sorpresitas.



Cuando la golfanta está estirada en el jardín dándose un baño de sol como su madre la trajo al mundo, pasa una cosa, que le vienen a la cabeza pensamientos impuros por lo que se le pone la chocha chorreandito y eso atrae al perro machote que con su espada en alto va en su busca para pincharla hasta no poder más, es un olor penetrante que ha puesto loco a este sabueso y la tipa lo va a pagar caro, pero me da que no es que le importe precisamente pagar ese precio, mas bien se lo deja en bandeja para que la bombee todo lo que quiera y más, y es que cuando se es puta como es esta rubia nada como que te coja un perro.