Pierdo la cabeza con el carajo de mi perro



Me encanta la chola de mi perroMi novio y yo nos compramos un pitbull y desde que lo tenemos yo me vuelvo loca con su badajo, cada vez que mi novio tiene ganas de hacer el amor yo le pido por favor que me deje calentar con nuestro perrito, a él no es que le haga mucha gracia tener ese rival pero sabe que si quiere que le de unos coitos mas calentitos debe de acceder a mi petición, luego de llevarme como veinte minutos liada con nuestro can me convierto en una verdadera fiera de la lujuria y soy capaz de hacerle cosas que solo ha visto en las películas.



Y el único que puede sacar de mi ese fuego interno y esa depravación es nuestro Rosco que tiene una piruleta poderosa que es mi deleite, cada vez que me meto festín con ella me pongo hasta los ojos que banquete me doy de pijota porque lo de este perro no es normal aunque he visto un montón de pichulas de perros durante los dos últimos años que me dedico a tener mis affairs con los animales puedo decír sin ningún genero de dudas que esta es la mas grandiosa de todas las que me he llevado a la boca, por eso me gusa saborearla tanto y durante tanto tiempo que hasta mi novio se desespera porque a mi no me gusta darle dos chupetones y ya está, a mi me gusta recrearme, degustarla en su totalidad a ratitos con mimo y otros frénetica casi devorándola, y todo esto con un consolador metido en el ojal.