Pillada cojiendo con un perro



perro cojiendo con su dueñaEsta mujer pensaba que nadie la veía pues estaba en su casa y ahí la intimidad es por regla general muy segura, pero alguien instaló una cámara espía y la grabó cojiendo con un perro, y es que esta guarrilla estaba muy cachonda y después de masturbarse un poco sintió que no había quedado totalmente satisfecha y necesitaba un buen miembro que llevarse a la boca y con el que penetrarse el coño y teniendo un perro pensó que podría follar con el y nadie se enteraría, así que se puso a en faena y comenzó a comerle la polla al animal y luego se dejó cojer por detrás mientras que la cámara lo grababa todo, quien iba a decir que esta mujer que parecía tan inocente practicaba la zoofilia cuando estaba en casa solita y la concha le escocía de ganas de ser cojida por cualquier pene aunque sea de un perro.