Se emborracha y se folla al chucho



Borracha fornicando con perroEsta chica rubia que parece tan inocente cambia radicalmente cuando se emborracha, en el momento que bebe de más le da por cogerse a su perro, y es que el alcohol provoca en ella un efecto de excitación increíble, a mucha gente le pasa, pero en ella es de forma exagerada, le sube la libido hasta el punto que tiene que follar con el primero que se encuentra, porque ni siquiera la masturbación la calma, lo que ocurre que normalmente lo primero que se le presenta por delante es su mascota.



Su perro blanco es el que sufre las consecuencias de su calentón, algunas veces le pasa cuando se toma unos tragos estando sola en casa sola y otras veces cuando viene de fiesta y está trompa, siempre pasa lo mismo, termina agarrando al perro y montándolo como una pervertida impaciente, la muchacha no deja al chucho en paz hasta que no le ha sacado todo el jugo posible y su coño se queda tranquilo.



Además hace cosas en la zoofilia que no hace en otro tipo de relaciones, como chupar el nabo del animal hasta que casi se lo despelleja, le entra una verdadera agonía por zamparse la salchicha perruna y aunque el animal está en la gloria con esta rica mamada, a veces se llega a desesperar porque la perra esta es muy pesada y agobia al pobre animal, aunque ella pasa de todo eso y está chupando el tiempo que le da la gana, hasta que su boca está saciada y pasa al segundo paso que es provocar la penetración animal, primero le hace que el perro le lama el papo y luego cuando ya lo ve listo para arrancar, se pone en pompa y la perfora hasta el abotonamiento.