Se quedaron pegados culo contra culo



¿Nunca habéis visto a dos perros en la calle pegados el uno con el otro cuando están follando?, seguramente si, ahora hace mucho tiempo que no lo veo pero de pequeño recuerdo haberlo visto muchas veces y para despegarlos había gente que les tiraba un cubo de agua fría, un poco de salvaje esto por cierto pero es que si no lo hacían así se podían quedar pegados mucho tiempo, uno quería caminar hacia un lado y el otro en dirección contraria pero era imposible pues las bolas del pene del macho impiden que la verga salga de la vagina.



Este es uno de los riesgos que tiene practicar zoofilia con perros porque como el animal tenga una buena polla y debido a la excitación y la corrida le salgan esas dos grande bolas se pueden quedar pegados con ella o el pues esto tanto sucede con mujeres folladas o con hombres a los que se la meten por el culo, y ahí aún duele más y deberán esperar un tiempo para liberarse, la chica que vemos en este vídeo está follando con un perro y se quedan pegados culo con culo y hasta que no se le baja el nabo a el no se pueden soltar, la mujer mientras está pegada parece sentir un poco de dolor y está deseando que salga ese troncho de su concha pero por otro lado también está rabiando de placer.