Sexo con vacas



Vaquero culiando a vacaHace poco que empezó a trabajar en el rancho como ayudante del capataz, se ocupaba de tener bien atendido a todos los animales de la hacienda, sobre todo a las reses ya que le gustaba practicar sexo con las vacas,  le encantaba su trabajo pero nadie sospechaba el por qué le entusiasmaba tanto y es que tenía un secreto que no constaba en su curriculum, le gustaba estar cerca de los animales porque los amaba de una forma muy especial sobre todo cuando estaba a solas con ellos y sus favoritos sin lugar a dudas eran las vaquitas.



Desde que comenzó a trabajar allí no había podido apartar los ojos de la última adquisición del dueño de la finca, una hermosa vaca con pelaje brillante y un lomo terso y voluptuoso que lo tenía encandilado era por seguro la mas bella de la ganadería y tenía que hacerse con ese culito prieto como fuese, un día cuando la res se quedó rezagada del resto, él aprovecho y la apartó un poco más, cuando ya la tuvo donde podía pillarla sin temor a ser visto le endiñó la vara de medir por todo el ojete, la hembra levantó el rabo en señal de aprobación, parecía como si lo hubiera estado esperando también todo el tiempo, el mozo le empujaba cada vez más fuerte hasta se vino del todo inundando al animal de semen.