Sorprendí a mi novia infiel y se me puso el rabo duro



Descubrí a mi novia siendo infiel con perroCreía que mi novia y yo ya nos conocíamos lo suficiente pero en realidad no era así, ni siquiera yo me conocía del todo porque había una parte en mi que no sabia que tenía y era lo que me excitaba ver a mujeres teniendo sexo con perros pero esto lo descubrí gracias a mi novia a la que estaré eternamente agradecida. Ella y yo llevábamos dos años de relación formal, era una chica muy responsable y seria aunque al mismo tiempo divertida y muy cariñosa, unas cualidades que yo adoraba y que me hicieron proponerle irnos a vivir juntos, tambien hay que decir que ayudó mucho el hecho de que está bien buena.



Por fin llegó el día, a ella le había costado decidirse pero por fin aceptó y me fui a vivir a su apartamento, hacía días ella me había estado intentando decir algo que le costaba trabajo, la notaba algo inquieta y sabía que me ocultaba algo pero no adivinaba el qué, hasta que en una cena me dijo que ella lo que quería dejar claro que los dos teníamos nuestras vidas antes de conocernos con nuestras parcelas privadas y así debía seguir, teniéndonos respeto ante todo, por supuesto estuve de acuerdo pero no fue hasta dos días después que entendí bien lo que me quiso decir. Un día volví del trabajo antes que de costumbre y cuando entré no podía creer lo que veian mis ojos, allí estaba mi novia poniéndome los cuernos pero lo importante es con quien, era con el perro!! estaba abotonada sin poderse mover, me miro y me dijo, “esto es lo que hay él vino antes que tú”, pero lejos de mosquearme se me empezó a poner el rabo duro y se lo ofrecí para que mientras el chucho terminara me hiciera una buena mamada, como me gustó, desde entonces no hay secretos entre nosotros.