Soy una adicta de la zoofilia



nenas cojiendo con un caballoSoy una mujer aún relativamente joven a la que siempre le ha gustado bastante disfrutar del sexo y por ello nunca me ha gustado tener pareja estable porque sería incapaz de ser fiel pues me gusta variar y probar todo tipo de placeres, no me gusta estar atada y tener relaciones siempre con el mismo hombre, soy muy liberal y cuando me apetece follar con alguien simplemente voy a por ello y lo hago, no me importa que por mi cama pasen 2 o 3 hombres diferentes a la semana, con todos tengo sexo sin compromiso y ellos lo saben, así todos contentos, yo libero mis tensiones sexuales y no me pribo de nada y ellos logran echar un buen polvo pues según creo y dicen soy bastante buena en la cama.



Como buena viciosa del sexo que soy también me gusta mucho masturbarme y para ello siempre utilizo internet para ver páginas porno, tengo mis consoladores y todo tipo de vibradores, desde esos pequeños solo para el clítoris como más grandes para penetrarme yo misma y me gusta tanto vaginal como analmente, como os digo soy bastante guarrilla en este aspecto y experimentar con mi cuerpo es algo que hago sin ningún tipo de verguenza ni pudor, pero fue un poco por casualidad que descubrí la zoofilia y ahora creo que me he vuelto adicta a ello, me refiero a ver vídeos de zoofilia, no a practicarla, aún no he llegado a eso y aunque muchas veces me lo planteo por ahora no me he atrevido nunca, lo que si me pasa es que me excitan muchísimo y cuando llego a casa ya estoy deseando quitarme las bragas, poner mi ordenador y buscar páginas de estas de sexo con animales para hacerme 2 o 3 dedos, esto de ver a hombres y mujeres follando con perros y caballos hace que mi coño se moje solo con pensarlo, apenas ya nunca veo vídeos porno de otras temáticas pues desde que descubrí estos son mi pasión.



Ahora lo que me pregunto es si me estoy volviendo una adicta a la zoofilia, muchas veces pienso que debería de dejar de verlos y poner otros más normales donde los que follen sean personas y no de animales, pero solo se queda en eso, en un pensamiento pues instintivamente ya voy  a estas páginas directamente porque me ponen muy cachonda.

No sé si podré aguantar mucho hasta probarlo por yo misma, debo confesar que tengo ganas de hacerlo y muchas veces he pensado en comprarme un perro pequeño solo para dejar que me chupe un poco el coño a ver si de verdad es tan placentero como dicen y como parece que gozan las mujeres que en estos vídeos dejan que su perrito les pase la lengua por la vagina, incluso a menudo paso por una tienda de animales y veo perros en el escaparate dentro de unas jaulas, al verlos pienso en cual me compraría para que me lo haga y me imagino su lengua en mi clítoris y toda mi rajita y solo eso ya me moja las bragas pero al final siempre me voy sin entrar, eso si, cuando llego a casa ya voy mojadita otra vez y voy directa a poner los vídeos en el pc y me masturbo de nuevo, es como una obsesión y me da un poco de miedo pues cada vez voy a más, si llega el día en que lo pruebe ya os diré que se siente y si me gusta.

Este vídeo que os pongo aquí es por ejemplo uno de los que más me calientan y hacen que me meta el dedo como una cosaca hasta correrme varias veces, unas mujeres follando con un caballo y gozando de su gran polla, una se lo mete a la otra tumbada y bien abierta de piernas y le entra hasta dentro, ahí es donde yo pienso que me gustaría ser esa mujer y sentir ese pene gigante dentro de mi coño.