Todo el tronco para adentro



Brasileña fogosaEsta mujer brasileña no quería que se le quedara ni un poquito de polla fuera de su raja la quería toda para ella y bien dentro que para eso estaba para reventar de ardores, y todo lo hizo delante de su íntima amiga con la que comparte afición por estas prácticas sexuales conocidas como zoofilia, a la compañera de aventuras se le hace la boca agua cuando ve todo lo que le cabe a la otra y quiere que acabe ya para poder disfrutarlo ella, no quiere esperar más pero la guarrilla está demasiado a gusto con ese trozo de carne en su interior y no quiere que acabe nunca.



Le llama la atención diciéndole que van a venir la gente y que no le dará tiempo a coger a ella que se de prisa por correrse ya, la otra le mete un empujón y le dice que mire y disfrute que a ella todavía le queda y mientras tanto el chucho encantado de la vida tiene las zorronas a pares esperando su estaca, seguro que tiene carrete para las dos y para catorce más que vengan a ponerse en fila y es que lo hace muy rico y ninguna se lo quiere perder a este semental se lo rifan para abrirles todas los agujeros de sus cuerpos como se corren las muy putas mientras las empuja con la fuerza de un toro. Mira esta brasileña tirándose al perrito.