Una tarde de sexo en la granja



cogida con un perro en la granjaMuchos días cuando estoy cachonda aprovecho para acercarme hasta la granja que tienen mis abuelos a unos kilómetros de mi casa para tener sexo con alguno de los animales que hay, allí tienen caballos, gallinas, conejos, pollos y un gran huerto, también tienen un gran perro peludo muy bueno y obediente que se encarga de vigilar las inmediaciones y avisa siempre ladrando si algún desconocido se acerca con malas intenciones, a mi como ya me conoce cuando me ve mueve la cola contento y salta de alegría por verme y hoy además ver visitarlo tenía una idea en la cabeza, pasar un buen rato cogiendo con el, comerle la verga y dejar que me coja por donde quiera.



Hoy tenía ganas de follar, necesitaba sexo y por ello me he puesto un pantaloncito corto vaquero y como sujetador solo llevaba un biquini azul, he cogido el coche y me he ido a la granja ya con la clara intención de follar y masturbarme allí, he llegado y después de visitar a los caballos me he sentado en una toalla en el suelo y he comenzado a meterme la mano por dentro del pantalón tocándome el coño y masturbándome un poco, cuando ya mis dedos no me bastaban y necesitaba una buena lengua en mi conejito mojado me he quitado la ropa y llamado al perro que pronto a venido y me ha comenzado a chupar el coño dándome un gusto tremendo, yo ya no podía más, estaba ardiendo y por eso he cogido su gran verga y he comenzado a follar con el, me la he metido en todas las posiciones y el se ha corrido dentro de mi concha, lo hemos pasado fantástico y me he tenido al menos 6 orgasmos, me he ido al cabo de un rato buen llena y satisfecha con ganas ya de volver para ser cogida por el perro peludo que tantas tardes de placer me da.