Video salvaje con mi perro



Gozando en el cesped con mi enorme perroHacía un día demasiado bueno para pasarlo encerrada en casa y con el jardín tan hermoso que tengo decidí salir con mi perro fuera y disfrutar los dos salvajemente de una perfecta tarde de sexo, el verano te invitaba a ello porque estábamos los dos bastante caldeaitos y como estábamos solos pues que mejor que aprovechar la ocasión para darnos un buen homenaje con una tarde gloriosa que no olvidaríamos nunca, y de ello me aseguré grabándo toda la cogida en video, yo ya había hecho mis pinitos en zoofilia con mi perro pero esa tarde llegué un poco más alla.



Es un ejemplar muy hermoso de gran tamaño y claro todo lo tiene igual, tiene una lengua que parece una manta con la que te abarca la panochita entera de un lametón, cuando salí con el al jardín, me desnudé y abrí mis piernas sugiriendo por donde tenía que empezar y él se fue sin tardar ni un seguno y enseguida tenía el chochete que me goteaba y luego le devolví el favor y le metí una chupada que se le puso la berengena endurecida y con las venas señaladas porque la tenía a punto de reventarle y necesitaba ya metérmela y cuando lo hizo me provocó un orgasmo explosivo.