Vieja sado extremo con perro



Abuela sexo extremo con perroEstas imágenes son muy fuertes, una vieja tiene sexo duro con un perro que la deja abotonada por el culo sin forma de liberarse sufriendo unos dolores tremendos, la señora está pasando un día de domingo con varios miembros de su familia en la parte posterior donde está la zona de la piscina, cuando a la buena mujer le dan unas ganas incontrolables de tener sexo con uno de sus perros, no le importa tener público de hecho sus familiares ya están acostumbrada a verla tener relaciones con sus mascotas es una asidua y fanática de la zoofilia pero esta vez la cosa no va a resultar tan fácil ya que le espera un imprevisto accidente que le hará sufrir de unos dolores muy intensos.



Cuando se ha calentado y se ha puesto para que el perro la coja, el chucho ha montado a la abuela y la ha cojido por el culo, hasta esa parte está todo bien, pero resulta que la polla se le ha inflado al perro mas de lo previsto y no hay forma de sacarla del ojete, el animal tira y tira sin lograr liberar su gorda chorra y la mujer grita quejándose porque le duele horrores, entonces vienen sus parientes y tratan de ayudarla, uno de ellos sujeta al perro para que no siga tirando porque se ve claramente como el ano de la vieja se está resintiendo con esos tirones, otro viene con un cubo de agua templada y tiene que echarlo por la zona enganchada para desabrocharlos, finalmente lo consiguen pero la señora no creo que se pueda sentar en una temporada ya que el perro le ha hecho una cogida sado muy dura a esta vieja.