Vieja y gorda cojida por un pony



Esta abuela es muy golfilla, se nota que cuando fue joven se comía las pollas de dos en dos y debía estar siempre con las bragas bajadas pues con los años no ha perdido el vicio y ahora se dedica a cojer con caballos, ponis y todo lo que se le ponga por delante y tenga un buen cipote para chupar y meterse en su coño ya un poco arrugado por el paso de los años, esta mujer gorda y madura tiene ya las tetas un poco caídas pero ella sigue igual de cachonda que siempre y si no que se lo pregunten a este poni con el que tiene una gran sesión de sexo y los dos quedan completamente satisfechos.



Es increíble como chupa la verga del pony esta vieja, parece que es lo último que hará en su vida, se la mete en la boca y la lame enterita esperando que salga el premio en forma de leche calentita, se la pasa por sus tetas y luego se prepara para ser cojida por delante y por detrás, le gusta todo y no le hace ascos a nada, y el animal contento también de tener como dueña a una vieja gorda tan marrana y puta como esta.