Convencí a mi amigo para que me viera pajeándome en público



Pude convencer a mi amigo para que me mirara y grabara mientras me pajeaba en un lugar público, era una fantasía sexual que me rondaba la cabeza desde hacían algún tiempo y estaba loca por hacer mi primer video porno amateur con una gran masturbación que entrañara mucho morbo, y creo que no hay nada mas morboso que hacerse un dedo públicamente arriesgándote a que un montón de extraños te vean, y también una morbosidad añadida es que te mire tu propio amigo, ese que nunca te ha visto en una situación tan íntima y privada, solo de pensarlo se me ponían las bragas chorreando.

Masturbación en el parque a plena luz del día

Quería hacerlo en un sitio que fuera insólito para algo así, y que mejor que un parque al que acuden mogollón de gente que nunca se esperaría una función pornográfica como esa en vivo, me preparé con un vestido corto y muy ligero y con gran escote, fantástico para poderme sacar las tetas sin problemas para manoseármelas durante el solo, por supuesto sin nada de ropa interior debajo y con mucha calentura en mi cuerpo, tenía unas ganas locas de correrme y no veía el momento de llegar al sitio para comenzar con la masturbación a plena luz del día.

Me corro a chorros delante de mi amigo

No tuve ningún problema de expresarme durante la paja como si estuviera sola en mi dormitorio, incluso me puse mas golfa y puta porque me ponía mucho toda aquella situación, veía como mi amigo se ponía muy cachondo viendo mis pechos y mi coño al aire subida a aquel columpio, como hundía mis dedos en mi vagina o acariciaba mi clítoris encendido, mientras él me filmaba con su teléfono móvil con una mano, con la otra se tocaba el nabo por encima del pantalón y se veía claramente como le había crecido apreciándose un gran bultaco, yo seguía pajeandome cada vez mas fuerte hasta que me vine toda empapando y encharcando todo a mi alrededor con los chorros de eyaculación femenina.